hombro 1

ARTICULACIONES EN RIESGO (I)

Son muchas las articulaciones que nos encontramos en nuestro cuerpo, y todas ellas son susceptibles de sufrir algún tipo de problema, bien en la articulación propiamente dicha o bien en la musculatura que interviene en la misma.

Pero en la sociedad actual hay tres articulaciones que presentan un mayor riesgo y por tanto lideran el ranking de lesiones a este nivel. Nos referimos al hombro, la rodilla y al conjunto articular de la columna vertebral, si bien las razones son diferentes en cada una de ellas.

En dos de ellas (hombro y columna), el aspecto evolutivo es fundamental para explicar este mayor riesgo respecto a otras articulaciones, mientras que el riesgo en la rodilla viene derivado de un “mal uso” de la misma.

Hoy nos centraremos en el hombro, y en un futuro cercano aclararemos todo lo necesario sobre la columna y la rodilla.

  • El hombro:

Vamos a realizar un pequeño recordatorio de la anatomía del hombro.

Es un complejo articular (articulación escápulohumeral, articulación acromioclavicular, articulación escápulotorácica, articulación subdeltoidea y articulación esternocostoclavicular), en el cual varias articulaciones trabajan de forma coordinada para conferir al hombro una gran movilidad, permitiendo libertad de movimientos alrededor de los tres ejes y en los tres planos.

hombro 2

Los huesos que forman este complejo son principalmente la clavícula, la escápula (u omóplato) y el húmero, aunque también debemos tener en cuenta el esternón y las costillas en todo este complejo.

La musculatura que interviene sobre el hombro es muy numerosa: Deltoides, manguito de los rotadores (supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor), redondo mayor, pectoral mayor, pectoral menor, subclavio, dorsal ancho, tríceps braquial (porción larga), bíceps braquial (porción larga), romboides, angular del omóplato, trapecio, serrato mayor y coracobraquial.

Los ligamentos que nos encontramos en el hombro son: Ligamento capsular, ligamento coracohumeral, ligamentos glenohumerales (superior, medio e inferior), ligamento humeral transverso y ligamento coracoglenoideo.

Y después de este rollo recordatorio anatómico, aclarar varias cosas:

  • Que sobre el hombro actúan masas musculares muy grandes y fuertes (como el pectoral mayor o dorsal ancho)
  • Que la musculatura más importante a la hora de proporcionar estabilidad a este complejo articular es la que forma el manguito de los rotadores (músculos pequeños pero muy importantes)
  • Que a pesar de todo el complejo muscular y ligamentoso, el hombro es una articulación bastante inestable (especialmente en determinadas posiciones)

Y ahora, al lío.

Decíamos al principio que el hombro tenía un especial riesgo debido a un tema evolutivo, y es que, es una articulación muy bien preparada para realizar el gesto de la trepa (acordaos que venimos del mono!!), es decir, para realizar “tirones” de arriba abajo y “empujones” de arriba abajo (gesto de subir a una rama sin ir más lejos jeje o muscle ups), movimientos en los cuales intervienen las masas musculares más fuertes y grandes que actúan sobre el hombro (dorsal ancho en el tirón, pectoral mayor en el empujón).

Sin embargo, este diseño articular del hombro es muy poco eficiente en los gestos contrarios (tirón de abajo arriba y empujón en esa misma dirección, como un remo vertical y un press de hombro), gestos que realizan músculos más pequeños (y menos fuertes) y que comprometen la estabilidad y congruencia articular. Y concretamente, la posición potencialmente más lesiva para este complejo articular es la de abducción y rotación externa (gesto de lanzamiento), siendo relativamente fácil llegar a luxar el hombro cuando nos excedemos en esta posición.

trepar

         Además, por sus características anatómicas, los músculos y tendones se ven obligados a pasar por canales estrechos, donde es fácil que sufran compresiones y desgarros si se realizan esfuerzos muy grandes o muy prolongados en posturas incorrectas.

Concluyendo este primer capítulo:

Entrena adecuadamente la musculatura encargada de dar estabilidad al hombro y busca siempre una correcta ejecución de los ejercicios evitando posiciones incorrectas. Ten especial cuidado con las posiciones y movimientos dónde esta articulación presenta una mecánica menos eficiente, evitando sobrecargas excesivas en ellos, porque recuerda que su diseño a nivel biomecánico está “pensado” para ser muy eficaz en un rango de movimiento, pero a la vez muy comprometedor para otros gestos.

Y si tienes alguna duda, contacta con un profesional y te ayudará a mejorar tu entrenamiento o readaptación.

En breves… capítulo II de Articulaciones en Riesgo (la columna vertebral).

     Pablo Corredera García

Lcdo. en CCAFyD

Entrenador Personal

Publica un comentario

Tu email no se publicará.Required fields are marked *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>